LA OTRA CARA DE INTERNET: LOS RIESGOS EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

12.07.2018 12:00

LA OTRA CARA DE INTERNET: LOS RIESGOS EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

 

YA NO SE TRATA SOLO DE INTERNET, SINO DE LOS USOS.

 

Ellos son multitasking, hiperactivos y siempre tienen algo que decir. Los niños y adolescentes del siglo XXI tienen otro chip,  están acostumbrados a un entorno que cambia constantemente, a nuevas pantallas y tendencias digitales que los sumerge en otros intereses y realidades.

 

Ellos son sin duda los usuarios que mejor se adaptan a tales transformaciones, porque han nacido en una época en la que la tecnología e Internet están implícitos. "Dicho de otro modo, de forma muy precoz tienen a su disposición toda una serie de posibilidades tecnológicas que incorporan en sus vidas con total normalidad y con las que se relacionan de un modo natural", explican los especialistas en nuevas tecnologías, Xavier Bringué Sala y Charo Sádaba.

 

Esta generación interactiva se diferencia de las anteriores por su capacidad de comunicación desde la multiplicidad de tareas que realizan al tiempo. Ven su realidad y crean un lenguaje distinto, a partir de su forma de concebir su propio entorno y su cotidianidad. Ellos simplemente son quienes más rápidamente se han ido adaptando a las nuevas formas de comunicación desde lo virtual y de las pantallas líquidas. Les resulta más fácil establecer y construir relaciones de todo tipo a través de la Web. Pero es precisamente esa naturalidad y en algunas ocasiones arbitrariedad la que los expone demasiado en Internet.

 

No hay duda que se trata de una Autopista de Información por la que transitan grandes cantidades de contenidos, con mínimas restricciones. Ese es el poder del Internet 2.0, la capacidad de participación de los usuarios, de expresión y de debate frente a lo que les incomoda o visceversa. En el caso de los niños y adolescentes, se trata de aquella necesidad inherente por estar conectados y siempre online, lo que termina siendo un arma de doble filo cuando desconocen sobre los peligros de la Red, la otra cara de Internet.

 

"Los niños y adolescentes del siglo XXI tienen otro chip"

Por naturaleza, los menores de edad, en especial durante sus primeros años de infancia son curiosos. Están la búsqueda de significancias, símbolos y lenguajes que construyen a partir de su experiencia personal con lo que los rodea y con lo que consumen a diario a través de Internet. Si al digerir toda la información y aquellas tendencias que se topan en el ciberespacio están ausentes de explicaciones y respuestas con sentido, pueden distorsionar o mal direccionar su propia realidad. Por ello, es importante que los padres de familia, docentes y adultos los acompañen en ese proceso de descubrimiento, de preguntas y respuestas. Sí, pueden auto-aprender por sí mismos y casi naturalmente, pero también es necesario que entre las fallas y errores encuentren luces verdes por quienes los educan.

 

"Lo que empieza por curiosidad puede acabar en una adicción ya que los niños y los adolescentes son fácilmente seducibles", advierte la publicación de Marquès, Pere 'Los riesgos de Internet. Consejos para uso seguro. Habilidades necesarias para utilizar Internet'. Ellos viven en un mundo de significados arraigados en su vida cotidiana, cada cosa a su alrededor tiene un sentido: el uso de ordenadores, de dispositivos móviles, el uso de Internet, los videojuegos, es claro que sus procesos de creación, producción y reproducción socio-culturales están alimentados en sus propios intereses y afinidades. Por un lado, se habla de sus extraordinarias competencias creativas para innovar y diseñar proyectos disruptivos: aplicaciones, herramientas digitales, emprendimientos tempranos, etc. Pero por otro, su excesiva necesidad de querer decirlo y comunicarlo todo en Internet. Son un libro abierto. Y ahí está el problema.

 

De acuerdo al informe de Inteco 'Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres', al menos el 75% (de los niños y niñas) entrevistados afirmaron que "Internet les gustaba mucho o más que otras cosas". Los usuarios adultos, en su mayoría, acceden a Internet por una finalidad, mientras que los niños y adolescentes "se aproximan a éste de una manera más natural. No buscan sólo un servicio, "están" en Internet y lo utilizan para estudiar, para charlar o para escuchar música. Internet constituye una herramienta básica de relación social y de identidad", explica el estudio.

 

Frente a dicho panorama, el especial de junio de Colombia Digital presenta 'La otra cara de Internet: los riesgos en niños y adolescentes'. Desde un compilado de artículos informativos y de análisis resaltamos cuáles son aquellos peligros a los que se exponen los pequeños en la Red, pero cómo al tiempo las demasías en el uso de Internet los termina por llevar a callejones sin salida. Son autodidactas, creativos, innovadores y constructores de símbolos y un nuevo lenguaje digital, pero también son quizás los usuarios más dependientes de la tecnología.

Eliana Álvarez

colombiadigital.net/actualidad/articulos-informativos/item/7276-la-otra-cara-de-internet-los-riesgos-en-ninos-y-adolescentes.html