PREVENCIÓN DEL SUICIDIO EN ADOLESCENTES

30.11.2018 06:41

                                                                                           PREVENCIÓN DEL SUICIDIO EN ADOLESCENTES   

      
“El suicidio en jóvenes es, desgraciadamente, una realidad cada vez más latente en nuestro país y que al igual que en la mayoría de países alrededor del mundo, va en aumento.

Durante la adolescencia, esta etapa fundamental de cambios y descubrimientos, se presentan en los jóvenes diversas situaciones que les producen ansiedad y depresión y que pueden culminar, en muchas ocasiones, en una tentativa de suicidio. Desafortunadamente este problema se da en más individuos de los que imaginamos, ya que debemos ser conscientes del subregistro de casos, no solo en nuestro país, sino a nivel mundial.

El suicidio entre los jóvenes es una tragedia que se menciona pocas veces en nuestra sociedad, suele callarse y evadirse pues nos enfrenta directamente con la realidad de que nuestros jóvenes encuentran la vida tan dolorosa que de forma consciente y deliberada se causan la muerte, es un tema que impacta y cuestiona nuestro sistema familiar y social; sin embargo, es importante encarar el problema y tratar de comprender las posibles razones para que un adolescente, con todo un futuro por vivir, acabe repentinamente con su existencia motivado por una situación, o en muchos casos un sufrimiento, que lo obliga a tomar tal decisión.

 Es de suma importancia el conocer y reflexionar en las causas que llevan a un joven a su autodestrucción, así como saber cuál es el significado de este acto y cómo puede prevenirse. Debemos estar conscientes de que en el acto suicida siempre habrá una lucha interna entre el deseo de morir y el de seguir viviendo. y generalmente, la persona pedirá auxilio de una u otra forma. Por lo tanto, si el comportamiento, ya sea verbal o no verbal, de un joven nos revela que podría intentar suicidarse, hay que atender esas señales pues existe la posibilidad de ayudarlo o de buscar el apoyo de profesionales que pueden guiarlo a cambiar su perspectiva del problema o prevenir situaciones de emergencia.

Es necesario valernos de la increíble capacidad de los jóvenes para compartir y relacionarse entre sí, comprendiendo que una adecuada información y formación acerca de la problemática del suicidio puede hacer la diferencia entre el desconocimiento o la seguridad para enfrentarse a esta realidad tan dolorosa. Por esta misma línea de acción, la formación, o invitación a diferentes grupos de apoyo juveniles pueden repercutir positivamente en dos sentimientos ligados íntimamente al suicidio, la soledad y la desesperanza”.

MITOS EN TORNO AL SUICIDIO

  1. Si de verdad se fuera a matar, jamás lo diría.
  2. Quien diga que se va a suicidar acaba por no hacerlo.
  3. Solo intentan suicidarse para alardear de ello y llamar la atención.
  4. Si en verdad desease morir se tiraría delante de un tren y ya.
  5. Para suicidarse, hay que ser un enfermo mental auténtico.
  6. Un suicidio es imprevisible ya que los suicidas actúan por impulso.
  7. Solo los profesionales pueden prevenir el suicidio y hablar sobre él.
  8. Los niños no se suicidan.
  9. Es mejor que los medios de comunicación no publiquen noticias de suicidios porque lo único que consiguen es darle publicidad.

CONSEJOS PARA PREVENIR EL SUICIDIO EN ADOLESCENTES

Teniendo en cuenta todos los datos que hemos aportado sobre el asunto, te proponemos cinco consejos para prevenir el suicidio:

  1. El entorno familiar es clave para evitar la ideación suicida. Mantener una familia que transmita seguridad y apoyo es la mejor estrategia para la prevención.
  2. Los amigos y el grupo de iguales de tu hijo pueden contribuir de forma clave para determinar un suicidio. Estar conectado con el mundo de las amistades y relaciones sociales de tu hijo puede ser una buena forma de prevenir problemas en el medio plazo. Las redes sociales y la actividad que tu hijo desarrolla y recibe en ellas también son parte de este ámbito.
  3. Antes de un suicidio se presenta un periodo conocido como síndrome presuicidal. Éste se puede detectar e intervenir para evitar la conducta suicida. Estar alerta ante cambios inesperados y mantener una comunicación fluida en la familia ayudará a que puedas advertir esta situación.
  4. No se deben subestimar las intenciones suicidas. Si has llegado a un punto en que tu hijo se plantea el suicidio y lo manifiesta abiertamente deberías acudir a un profesional.
  5. La ayuda profesional es eficaz en estos casos. Pero ten en cuenta que también el entorno familiar y las amistades pueden contribuir a mejorar el problema. Si tu hijo está en un periodo de crisis intenta que se comunique y se vea respaldado por personas significativas para él.

Tomado de: https://www.binasss.sa.cr/adolescencia/aserri1.pdf